Hoja de Naranja (Combate: Diarrea, cólicos estomacales,… )

Hoja de Naranja
tn_contraccionesLas flores de la naranja tienen propiedades antiespasmódicas, por lo cual son muy interesantes para tratar cólicos estomacales y la presencia de diarreas, tanto en niños como en adultos.

El naranjo tiene propiedades carminativas, estas se concentran en las flores de este árbol. Esta propiedad es útil para el tratamiento del meteorismo y la flatulencia, ya que favorece la eliminación de gases acumulados en el tubo digestivo.

Los frutos de este árbol tienen la propiedad antipirética, por lo cual resultan indicados para reducir el aumento de la temperatura corporal provocado por ciertas enfermedades.

La cáscara de los frutos del naranjo tiene características que podrían ayudar a reducir el colesterol. Por lo anterior, las cáscaras de la naranja están recomendadas para aquellas personas que tienen el colesterol elevado y para aquellas que quieran ba
jar de peso.

Los frutos del naranjo tienen propiedades antioxidantes, por lo cual ayudarían a prevenir la aparición de enfermedades degenerativas, como por ejemplo el cáncer.

Los frutos del árbol del naranjo poseen vari
as propiedades además de las mencionadas anteriormente, como por ejemplo, que es un buen alimento debido a sus propiedad nutricionales.

naranjo-amargo

10 formas fáciles de sanar tu hígado

Solemos ver al hígado como a ese laboratorio perfecto capaz de ejecutar decenas de funciones que cuidan de nuestra salud y que nos ofrecen bienestar.

Destruye tóxicos y células viejas, metaboliza lípidos, glúcidos y proteínas, depura la sangre y almacena vitaminas esenciales para nuestro equilibrio interno.

Como puedes ver, el hígado hace muchas cosas por ti, así que ahora, pregúntate: ¿Qué haces tú por él? ¿Qué hábitos de vida llevas? ¿Cómo te alimentas?

No te preocupes. Desde hoy mismo te invitamos a hacer unos pequeños cambios en tu día a día que te van a ayudar a sanar tu hígado.

1. Infusión de raíz de achicoria

La raíz de achicoria se ha utilizado desde la antigüedad para limpiar el hígado. Su principal función es la de depurar la sangre y ayudar al hígado a optimizar sus funciones.

Es un remedio natural que puede complementar los tratamientos destinados a disolver las piedras hepáticas o a curar la ictericia. Además, nos ayudan a corregir el estreñimiento y a aliviar el dolor de cabeza.

Ideal si la tomas en tu desayuno o después de tus comidas principales.

2. Las alcachofas

Si hay un vegetal adecuado para tratar cualquier problema del hígado es la alcachofa. Si padeces, por ejemplo, de hígado graso, no dudes en consumirlas de forma regular.

Te ayudará a reducir las células de grasa y a conseguir que el tejido se renueve, evitando así la temida cirrosis hepática.

Puedes consumir alcachofas cocidas con un poco de aceite, o bien puedes, por ejemplo, beberte el agua que has utilizado para cocerlas, mezclada con un poco de jugo de limón. Es un remedio fantástico.

3. Infusión de menta y diente de león

Infusión para la indigestion

Desde la revista Global Healing Center nos explican que debemos ver al hígado como el filtro de agua motorizado de una pecera. Si en algún momento hay un exceso de toxinas en ella, todo el tanque se llena de contaminantes y los peces, en consecuencia, enferman.

En nuestro hígado ocurre lo mismo. Hemos de ofrecerle mecanismos para que ese motor se mantenga siempre en sus mejores condiciones.

Y un modo de hacerlo es preparando una infusión diaria de 5 gramos de diente de león con 5 gramos de hojas de menta. Gracias a ella descompondremos las grasas del hígado, estimularemos la bilis, eliminaremos toxinas y facilitaremos la digestión.

No dudes en probar este sencillo tratamiento.

4. Sí al jugo de remolacha (betabel)

La remolacha o betabel es ese tubérculo de atractivo color carmesí y sabor a tierra fresca, lleno de nutrientes para nuestro hígado. Favorece su regeneración, lo depura y lo fortalece.

Puedes hacerte un rico licuado entre 2 y 3 veces por semana. Mézclalo con un vaso de agua y media manzana y verás como tu organismo lo agradece.

5. Consume un ajo en ayunas y cuida de tu hígado

Ajo

Un diente de ajo en ayunas acompañado por un vaso de agua hará que nuestro organismo se acostumbre día a día a ir depurando toxinas nada más empezar el día.

Este antibiótico natural es rico en alicina y selenio, dos elementos esenciales que fortalecen y cuidan de tu hígado.¡Vale la pena ser constantes y tomarlo de modo regular!

6. A tu hígado le gustan los limones

Podríamos decir que nuestro hígado necesita cada día un nivel adecuado de vitamina C.

Él no puede producirla ni sintetizarla. Es un tipo de vitamina que hemos de aportarle a través de nuestros alimentos, y de ahí que sea adecuado que cada día consumas el jugo de medio limón.

Acompáñalo con un vaso de agua tibia. Es recomendable también que, una vez por semana, le añadas a ese vaso de agua 3 gramos de bicarbonato de sodio. Gracias a ello conseguiremos un remedio alcalino muy adecuado para nuestro hígado.

7. Un vaso de té blanco al día

te-blanco

Esta bebida ancestral natural es la más rica en antioxidantes, mucho más que el té verde. Búscalo en tus tiendas naturales y comprueba que sea lo más puro posible, que tenga un tono plateado.

El té blanco cuida de nuestro hígado y de nuestra salud en general, así que no dudes en beneficiarte de él.

8. Cardo mariano, el protector de tu hígado

El cardo mariano tiene como función mejorar nuestras digestiones e impedir que las toxinas se almacenen en el hígado. Favorece su expulsión, estimula la producción de bilis y optimiza sus funciones básicas.

Puedes encontrar cardo mariano en las tiendas naturales o en farmacias especializadas. Suele venderse en forma de cápsulas o en bolsitas para infusiones.

9. Sí a los vegetales verdes

espinaca y apio

En tu dieta no pueden faltar las crucíferas como, por ejemplo, el brócoli, la col rizada… Además, es muy adecuado que te prepares ricas ensaladas con esas verduras de sabor amargo que tanto cuidan de nuestro hígado como:

  • El berro
  • La rúcula
  • Las espinacas
  • La escarola
  • El rábano
  • El perejil
  • La endivia

El sabor amargo es en realidad una pista clara de que un alimento es bueno para nuestro hígado ya que este sabor indica que contiene fitonutrientes que nos ayudan a limpiar el organismo de toxinas.

También nos permiten controlar el colesterol, mantienen en equilibrio las hormonas, metabolizan las grasas y purifican la sangre. ¡Fant

10. ¿Salimos hoy a caminar media hora?

No lo dudes. Salir cada día va optimizar todas tus funciones básicas. Se oxigena la sangre, ponemos en marcha nuestro corazón y favorecemos la eliminación de grasas y toxinas.

Algo tan sencillo como sudar un poco, mover los músculos y acelerar nuestras pulsaciones pone en funcionamiento muchos más engranajes de los que pensamos, cuidando a su vez la salud de tu hígado.

 

 

Curiosidades acerca del cerebro

El cerebro es el órgano más complejo del cuerpo humano. Pero, a pesar de la enorme importancia que tiene, es poco lo sabemos sobre su funcionamiento. A continuación se mostraran algunos datos que te dejaran sorprendidos…

¿Sabias que?

  • El cerebro es más creativo cuando está cansado

    A pesar de que es el encargado de procesar las señales de dolor procedentes de otras partes del organismo, el propio cerebro, paradójicamente, no experimenta dolor.

  • Diferentes estudios han llegado a la conclusión de que el estrés afecta negativamente a nuestro cerebro, haciéndolo más pequeño.
  • Un cerebro adulto consume en un día únicamente entre 250 y 300 kilocalorías, lo que supone una potencia de cerca de 15 vatios para un cerebro de unos 1.300 o 1.400 gramos (el peso medio del cerebro de un humano adulto). La energía que consume el cerebro equivale a dos plátanos grandes.
  • Se estima que el cerebro humano contiene casi 100.000 millones de neuronas. Si las colocáramos en fila india, formarían una línea que mediría la friolera de 1.000 kilómetros.
  • Los bebés desconectan los enlaces neuronales que no necesitan, es decir, desechan aquellas conexiones que no utilizan en sus dos primeros años de vida.

5 Curiosidades sobre el cuerpo humano, que no sabías.

2(Rumores sobre nuestro cuerpo hemos escuchado, ciertos o falsos causan controversia y son tema de gran interés. A continuación se presentarán 5 datos muy interesantes que probablemente desconozcas de tu propio organismo.

(http://www.mamanatural.com.mx/2013/01/top-10-datos-curiosos-que-encierra-el-cuerpo-humano/, 2013)

1.- La función del apéndice: Se creía que el apéndice era sólo un órgano que había perdido sus funciones hace millones de años y que sólo servía para infectarse y causar apendicitis. Sin embargo se descubrió que ayuda a las bacterias con las funciones digestivas. Ayuda a que toda la vertiginosa actividad digestiva se tome un descanso de vez en cuando.

2.- La pérdida del pelaje: Tal vez sea difícil de creer, pero tenemos casi el mismo número de cabellos en nuestro cuerpo que un chimpancé, sólo que nuestros vellos son muy delgados. Una de las teorías afirma que cuando los seres vivos deben aprender a cooperar, se vuelven más como sus crías. En un experimento que comenzó en los 50’s se entrenó a un grupo de zorros para ser dóciles. Con los años, los zorros adultos parecían todavía cachorros, tanto en actitud como en sus rasgos físicos. Lo mismo debió suceder con los seres humanos, quienes conservaron los vellos delgados de los bebés.

3.- La piel de gallina: La llamada piel de gallina es un remanente de nuestra evolución. Ocurre cuando los diminutos músculos alrededor de los vellos se tensan, para erguirlos. Con un buen pelaje, esto se notaría como un gato erizado. Pero con los vellos delgados del ser humano, sólo hace ver a nuestra piel un poco extraña.

4.- Átomos que conforman nuestro cuerpo: Es difícil hacer un estimado de cuántos minúsculos átomos componen nuestro cuerpo, pero deben ser unos 7,000,000,000,000,000,000,000,000,000 en un cuerpo adulto.

5.- Ilusiones ópticas: La imagen del mundo como lo vemos es artificial. Nuestros cerebros no producen una imagen como una cámara, sino que construyen un modelo a partir de la información de la luz, sobras, curvaturas, etcétera.

¡Operaciones con música!

cq5dam.thumbnail.588.257

Aunque normalmente escuchamos música en reuniones, casa e incluso en el transporte, no imaginábamos que el hacerlo antes, durante y después de someternos a una cirugía tiene enormes beneficios al momento de recuperarnos.

Al realizar esta simple acción, el paciente siente menos dolor, reduce la ansiedad y la necesidad de tomar analgésicos tras la operación, reveló un estudio realizado por doctores de la Universidad Queen Mary de Londres.

Para llegar a esa conclusión, los expertos realizaron 73 pruebas controladas con alrededor de 7,000 pacientes, a quienes pusieron música de diferente género y duración para ver cómo reaccionaban a ésta sin importar el tipo de cirugía al que fueran sometidos.

La diferencia del tipo de operación y de la música no modificó los resultados, ya que aunque el paciente estuviera bajo anestesia general, los beneficios fueron los mismos. Las únicas excepciones que tuvo el estudio fueron cuando la cirugía estaba relacionada con el sistema nervioso central, la cabeza y el cuello, ya que en estos casos hay una deficiencia auditiva.

A finales de este año el equipo realizará un programa piloto para que dos grupos de pacientes del The Royal London Hospital escuchen música cuando sean operados. Quienes se sometan a cirugía deberán llevar su setlist en cualquier dispositivo para que sea conectado a una almohada con altavoces integrados y así puedan escucharlo antes, durante y después de la operación.

Ajo:

Info: Plantas Medicinales #Ajo y sus propiedades. La encontrarás en www.disalud.com C/Juan Verdeguer, 25 46005 Valencia España. Infografía Vía: Plantas-medicinal-farmacognósia.com

Segun un estudio realizado en la Universidad de Alabama (EEUU), el ajo es bueno para el corazón. La clave está en la alicina, que al convertirse en los compuestos de sulfuro producen el mal olor que a veces se queda impregnado en el aliento. Esas sustancias reaccionan con los glóbulos rojos de la sangre y producen el sulfido de hidrógeno (utilizado para hacer bombas fétidas) que relaja los vasos sanguíneos y hace que la sangre fluya con mayor facilidad.